13 de junio – Día del escritor

El 2012 fue un año muy importante para mi carrera: defendí mi tesis de Licenciatura en Letras (sobre #teatro y #sitcoms) y escribí mi primer artículo para el Diario La Nación. Nunca me voy a olvidar de esa primera entrevista que hice, de cómo pensé y revisé cada palabra y de lo que se sintió ser por primera vez autora de algo que estuviera publicado. Cuando estaba estudiando me preguntaban mucho qué era en concreto lo que yo quería ser. ¿Profesora de Letras? ¿Investigadora? Siempre contestaba lo mismo: yo quería ser escritora. Sabía que hay millones de escritores que tienen otras profesiones o ninguna profesión. Pero también sabía lo importante que es la lectura en la formación de quien quiera vivir de la escritura. En la carrera aprendí a ser una buena lectora. Aprendí a analizar, a entender, a cuestionar, a comparar. Pude reflexionar junto con escritores de todas las épocas sobre las cosas mas básicas de la vida y sobre las mas profundas.

Fue en la facultad donde descubrí el poder que tiene la literatura para generar empatía. Ponerse en el lugar del otro es lo que nos permite abrir nuestra cabeza, entender que hay otras realidades y otras formas de pensar. Ahora, siendo escritora, me doy cuenta de que desde este lado del escritorio el ejercicio es todavía más enriquecedor. Escribir es lo que siempre pensé que iba a ser: una herramienta para expresarme y conectarme con los demás. Pero también tiene algo extra, con lo que no contaba pero que cada día disfruto más: pensar cómo pensarían mis personajes me permite, por un ratito, salir de mi realidad e imaginarme otras completamente diferentes.

No sé cuándo llegará la cura del #Covid19. No sé qué hay detrás de todo esto que estamos viviendo, quién maneja qué, ni cómo va a terminar todo. Pero cada vez estoy más convencida de algo: la única forma de crecer como personas, de poder vivir en armonía y de realmente potenciarnos, es lograr empatizar con todos los que tenemos alrededor. El caos de afuera no se puede controlar; pero mientras haya literatura, mientras haya espacios de expresión, de reflexión y de compañía, siempre tendremos algo de qué sostenernos para seguir adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s