Cuento #12. “Entregar tu corazón”

¿Cuántas veces entregamos el corazón innecesariamente? Y lo volvemos a recibir tan aplastado que casi no lo reconocemos. Y cuántas otras, en cambio, nos alegramos de haberlo entregado porque vuelve más grande y más reluciente, tanto que casi no nos entra en el pecho. Cuando una relación, de la naturaleza que sea, se termina ¿te vuelven a entregar la partecita de corazón que les diste? ¿O se la quedan guardada en algún rincón del suyo? ¿O será que el corazón abre sucursales como dice Quino?

Tenía 17 años y estaba convencida de que en las relaciones de pareja siempre había que entregar el corazón. Entero. A la primera de cambio me confié, con ese arrebato que uno siente en la adolescencia como si no hubiera un mañana. Así vi cómo ese sujeto que parecía tan dulce, tan caballero, tan príncipe, hacía con mi corazón prácticamente lo que quería. Jugaba con él al mejor estilo “yo-yo” mientras fanfarroneaba con sus amigos y cada dos por tres lo revoleaba en el aire; a veces lo dejaba caer, a veces lo agarraba a tiempo.

Cuando el sujeto me lo devolvió, mi pobre corazón estaba agotado de semejante montaña rusa de emociones. Lo dejé entonces un tiempo a resguardo y le hice el “service” con distintas sesiones de terapia, rondas de mates con amigas y buenas dosis de helado y películas románticas.

A los 22, con cierta desconfianza, volví a entregarlo. Esta vez el nuevo sujeto no lo revoleaba, pero lo analizaba demasiado. Tanto lo miraba, tanto lo cuestionaba, que yo sentía que mi corazón se iba haciendo cada vez más chiquito. Cuando todo terminó, vuelta al service. Costó que recuperara su vitalidad. Cada humillación lo había apagado un poco más. Entonces no me quedaban dudas: la próxima vez que mi cabeza siquiera considerara la opción de mostrárselo al nuevo sujeto que se presentase, habría que llevar adelante un intenso escrutinio para asegurarnos de que fuese el candidato indicado.

(Sigue en mi libro).

[Este cuento forma parte del libro “#CuentoConVos” publicado bajo el sello de @editorialolivia. Para más información ingresá acá 💜]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s